La inequidad de género es la desigualdad de oportunidades que se da por el simple hecho de ser hombres o mujeres.

Es resultado de los estereotipos de roles, por la rigidez en las creencias de lo que debe hacer, pensar o sentir los hombres y las mujeres.

La desigualdad entre géneros merma oportunidades tanto en hombres como en mujeres, a cada uno en diferentes formas.

La inequidad de género no es promovido por un género en particular, ambos contribuyen. Por ello es de gran importancia que reflexionemos si proveemos de alguna forma la inequidad.

La inequidad de género no promueve que el hombre y las mujer piensen, sientan y actúen igual. La equidad de género busca que cada individuo pueda hacer sus elecciones libremente, sin que los constructores sociales de género los limiten.

Contacto
Powered by BreezingForms