Se trata de un conjunto de técnicas que se encaminan a provocar un cambio en la conducta manifiesta del paciente, y que se fundamentan en alguno de los marcos teóricos del aprendizaje tipo estímulo-respuesta. Se centra en las conductas maladaptativas de las personas sin teorizar sobre sus conflictos internos. Los terapeutas conductuales buscan factores observables que se han aprendido o condicionado y, por ello, pueden ser desaprendidos o descondicionados y así ser sustituidos por conductas nuevas y adaptativas. Entre las técnicas utilizadas tenemos las que se basan en:

  • Condicionamiento clásico (asociación directa entre estímulo y conducta) como las técnicas de relajación, la desensibilización sistemática, la terapia implosiva (para la extinción de la re-activación de la memoria), la intención paradójica y procedimientos aversivos.
  • Condicionamiento operante (asociación entre estímulo y consecuencias positivas o negativas) como la economía de fichas, condicionamiento encubierto y biofeedback.
  • Teoría del aprendizaje social como el entrenamiento en habilidades sociales, entrenamiento de padres, establecimiento de contratos y el modelado.
  • Técnicas cognitivas y de autocontrol como la terapia racional emotiva, el entrenamiento en la resolución de problemas, terapia de valoración cognitiva, terapia cognitivo-estructural, entrenamiento en autoinstrucciones, la inoculación de estrés y métodos de autocontrol.

Contacto
Powered by BreezingForms