Es una actividad psicoterapéutica cuyas técnicas y procedimientos cuentan con una base científica experimental. El objetivo de su intervención es el cambio conductual, cognitivo y emocional modificando o eliminando la conducta desadaptada y enseñando conductas adaptadas cuando éstas no se producen, haciendo énfasis en el aquí y el ahora aunque también se tomen en cuenta los factores que han operado en la historia del paciente. Para ello, la intervención se dirige a modificar los procesos cognitivos que están en la base del comportamiento (por ejemplo, esquemas de pensamiento rígidos y automáticos), y, en el aspecto conductual, la intervención es eminentemente activa, implicando la realización de actividades por parte del interesado en su medio ambiente natural. La terapia cognitivo-conductual posee una estrecha relación entre evaluación y tratamiento que se extiende a lo largo de toda la intervención. Además, se facilita la formulación precisa de objetivos y la planeación del contenido de las sesiones evitando prolongar innecesariamente el tratamiento.

Contacto
Powered by BreezingForms